¿Te quieres casar?, estas son las 10 cosas que debe tener tu pareja cristiana

Imágenes-Cristianas-Frases-Matrimonio-Pareja3

¿Es tu pareja cristiana la adecuada para ti? Si la respuesta a estas preguntas es sí, hay otras que tendrías que cuestionarte antes de dar el siguiente paso.

“Hay que trabajar para hacer que Jesús sea el centro de tu relación”, comparte el pastor Craig Groeschel con respecto a las cosas que debe tener tu pareja cristiana.

“Mantenerlo a él como nuestra primera prioridad ha hecho (que mi esposa y yo) nos mantengamos fuertes durante los malos momentos, nos regocijemos en los buenos, nos perdonemos cuando nos lastimamos y pidamos disculpas cuando hemos estado en un error”, revela.

A continuación te dejamos las 10 cosas que debe tener tu pareja cristiana.

1. ¡DEBE AMAR A DIOS MÁS QUE A TI!

¿Sorprendido? Espero que no, la realidad es que las personas que nos rodean, así sean amigos, familia o pareja deben tener como centro al Señor, esto te ayudará a tener una mejor relación y sobre todo a saber que si cumple con esto podrá tener otras características que son importantes para los cristianos.

“Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento”, Mateo 22:37-38

Imágenes Cristianas Frases Matrimonio Pareja

2. ¡RESPETA A SU PAREJA!

Las mujeres y los hombres somos iguales. En los trabajos y en el hogar debemos tener la misma responsabilidad y la misma retribución, pero también es cierto que Dios ve con buenos ojos que las mujeres respeten a sus esposos como lo harían con Él, y que los hombre se sacrifiquen y amen a sus esposas como Jesús lo hace con la iglesia.

“Casadas, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor. Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas”, Colosenses 3:18-19

3. ¡DEBE SER INDEPENDIENTE!

Es claro que cuando te cases es muy probable que tengas algunos problemas en cuestiones económicas al inicio, pero es por tu propia bendición que elijas a una pareja cristiana que sea independiente, así como hacerte a ti mismo una persona que pueda construir CON IGUALDAD un hogar junto a quien decidas unirte.

“Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne”, Génesis 2:24

TU PAREJA CRISTIANA DEBE HONRAR EL LAZO QUE HAY ENTRE USTEDES.

4. ¡TE DEMUESTRA SU AMOR!

No estamos hablando de un tema carnal, de la mera pasión que puedes sentir por tu pareja cristiana, en este caso Dios nos pide que llenemos de amor a la persona de nuestro afecto para que no existan dudas entre ustedes y puedan tener un matrimonio feliz.

“Ponme como un sello sobre tu corazón, como una marca sobre tu brazo; Porque fuerte es como la muerte el amor; Duros como el Seol los celos; Sus brasas, brasas de fuego, fuerte llama. Las muchas aguas no podrán apagar el amor, Ni lo ahogarán los ríos. Si diese el hombre todos los bienes de su casa por este amor, De cierto lo menospreciarían”, Cantares 8:6-7.

5. ¡ES UNA PERSONA FAMILIAR!

De nada te sirve buscar a una persona que cumpla con todos los requisitos de este texto si es alguien que no quiere formar una familia. Hay hermanos que como Pablo deben permanecer solteros, sobre todo si han expresado que este es su deseo. No siempre una persona que está soltera quiere casarse.

“Cuando alguno fuere recién casado, no saldrá a la guerra, ni en ninguna cosa se le ocupará; libre estará en su casa por un año, para alegrar a la mujer que tomó”, Deuteronomio 24:5

6. ¡TE HONRA!

Ser el porrista número uno de tu pareja cristiana es importante, no sólo para que se sienta apoyado en todo momento, sino porque esto se convertirá en una bendición ya que en la Biblia Dios no lo ordena.

“Honren el matrimonio, y los casados manténganse fieles el uno al otro”, Hebreos 13:4 (NTV).

SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE.

ANTES DE CASARTE CON TU PAREJA CRISTIANA RECUERDA PENSAR EN LA FUERZA DE SU AMOR.

7. ¡DESEA CONSTRUIR JUNTO A TI UNA VIDA!

En algunos matrimonios llegarán hijos que se convertirán en fieles seguidores de Cristo, en otros empresas, en otros tal vez el fruto sea el ministerio, lo importante es entender que tu pareja cristiana debe estar lista para fructificar junto a ti la bendición que el Señor quiera enviarles.

“Y los bendijo con estas palabras: “Sean fructíferos y multiplíquense; llenen la tierra y sométanla; dominen a los peces del mar y a las aves del cielo, y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo”, Génesis 1:28 (NBD)

TAMBIÉN LEE: ¿QUÉ TAN CRISTIANO ES COMPARTIR TU AMOR EN REDES SOCIALES?

8. ¡TE HA APOYADO EN LAS CRISIS!

Dios en ocasiones permite que existan momentos difíciles en tu vida para que puedas reflexionar sobre lo maravilloso que es su Reino, por ello cuando lo necesites tu futura esposa o esposo debe estar fiel junto a ti para enfrentar los retos.

“El que es fiel en lo muy poco, es fiel también en lo mucho; y el que es injusto en lo muy poco, también es injusto en lo mucho”, Lucas 16:10.

9. (PARA LAS MUJERES) ¡ES COMPRENSIVO!

Es importante que las jóvenes de la Iglesia busquen a una persona que entienda la vida que llevan fuera de ella. No sería buena idea casarte con una pareja cristiana que no te deja ejercer tu carrera, por ejemplo, o que desea cambiar quien eres en beneficio propio y no para edificación, así que si no te comprende, tal vez no sea el indicado.

“Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo”, 1 Pedro 3:7

10. (PARA LOS VARONES) ¡ES MÁS QUE UNA MUJER BELLA!

La palabra de Dios nos invita a reflexionar sobre lo que debemos buscar en una pareja cristiana, en específico sobre la belleza física que es la que generalmente mueve el interés de los caballeros, pidiéndole a los hombres que amen a mujeres con bellezas “incorruptibles”, y con un espíritu suave y apacible.

“Que la belleza de ustedes no sea la externa, que consiste en adornos tales como peinados ostentosos, joyas de oro y vestidos lujosos. Que su belleza sea más bien la incorruptible, la que procede de lo íntimo del corazón y consiste en un espíritu suave y apacible. Ésta sí que tiene mucho valor delante de Dios”, 1 Pedro 3: 3-4 (NVI)

NO OLVIDES SEGUIRNOS EN REDES SOCIALES.

FACEBOOK INSTAGRAM YOUTUBE